El inicio de mi andadura como “blogger inmobiliario” coincide con un momento de extrema urgencia para nuestra nación. Sumergidos en una crisis sanitaria de magnitudes abrumadoras, damos por hecho que las consecuencias sociales y económicas serán realmente devastadoras.

Los casi 100 días confinados, con la economía paralizada y con los sectores productivos bajo mínimos, han generado daños que difícilmente vamos a subsanar.

14497957fc9ee4ef3303e56a51eb9893 Toni García CEO Millennial Inmobiliario

Estamos hablando de la mayor caída interanual del PIB de nuestra historia. Una cifra que debería de darnos escalofríos. Si miramos los datos del paro, tampoco son alentadores. Las previsiones hablan de tasas por encima del 20% y no deben ir muy desencaminados.

España es un país cuyo principal motor económico es el turismo, sector que tras las últimas medidas restrictivas tomadas por los países de nuestro entorno, aun se va a ver más afectado si cabe.

Pero lo que más me preocupa, es que da la sensación de que nadie está preocupado. Ha llegado Agosto y estamos en «modo Off». Ya puede caerse el mundo que ahora toca cervecita, sol y playa.

Que nuestros dirigentes no están a la altura de las circunstancias, no es nada nuevo. La iniciativa privada, el mercado y las necesidades reales de los consumidores van por un lado, mientras que nuestros políticos van por otro. Pero me preocupa la falta de reacción de la sociedad, que sigue dormida esperando a que alguien venga a solucionarle los problemas. Y la realidad es que quien quiera un plato de comida encima de su mesa, va a tener que ganárselo, porque aquí nadie regala nada.

Estas circunstancias son las que son y no las podemos cambiar. No podemos vivir esperando a que las cosas «vuelvan a la normalidad». Porque igual esa normalidad de la que hablamos nunca vuelve tan y como la conocíamos o simplemente tarda mucho en volver.

La serenidad no consiste en estar a salvo del temporal, sino en encontrar la paz en medio de ella.

Pero debemos saber distinguir entre serenidad y pasividad. Debemos afrontar este reto con tranquilidad, pero con mucho esfuerzo. Llega el momento de evolucionar en nuestros modelos de negocio, de reinventarnos.

Jamás se ha conseguido nada espléndido que no haya sido logrado por quienes se atrevieron a creer que había algo en su interior superior a las circunstancias

Bruce F. Barton

Es tiempo de invertir en nosotros, formarnos, mirar nuestros negocios, ver hacia donde se dirige la sociedad. Debemos encontrar donde hay una necesidad por cubrir y el negocio vendrá sólo. Es tiempo de diferenciarse, de ser genuino, de crear negocios con alma.

El escenario no es alentador, pero es tiempo de valientes y luchadores.

Publicado por Toni Garcia

Hola

Únete a la conversación

  1. Avatar
  2. Toni Garcia

2 comentarios

    1. Amigo Javier, gracias por tus palabras. Siempre he pensado que hay que rodearse de gente que te aporte cosas buenas, que nos haga ser mejores. Aún tengo mucho por aprender de ti.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *